JUEGO DE TRONOS T4: Episodios 3 y 4 (sin spoilers). Rompe las Cadenas y GuardaJuramentos.

Juego_de_Tronos_T4Los cambios de secuencia de los hechos introducidos en la temporada anterior han dejado esta temporada 4 de Juego de Tronos en una situación diferente a las novelas que adapta.  Y muchos han llegado a temer que lleguen a romper la historia original, o hacer que ésta se resienta.  Pero no es así, en mi opinión.

Juego con ventaja al decir ésto: con el retraso, ya he visto incluso el episodio 6.  Y -siempre en mi opinión- D. Beniof y D.B. Weiss no sólo retoman los hilos dispersos, sino que recomponen situaciones y reconstruyen la historia con acierto, aportando cierta claridad al espectador que no conoce la enorme complejidad de la serie original.  Tal vez acorten y simplifiquen los misterios y dobles juegos sin aclarar que G.R.R. Martin eterniza libro a libro, y tan bien le han funcionado, dejando que el lector elucubre sobre opciones posibles, o qué ocurrió realmente con hechos que suceden fuera del POV (punto de vista) particular de cada personaje; pero en una serie de TV con tal cantidad de protagonistas distintos y nuevos, todos complejos, tramas entrevistas pero sin concretar, y soluciones sugeridas fuera de escena, mantenerlas todas alejarían tanto al espectador que le harían perder el hilo de alguna de ellas (sé de lectores a los que le ha ocurrido, y se han dejado llevar a “ver qué ocurre” más adelante; incluso aquellos que no indagan en los blogs para descubrir elucubraciones se pierden algunas posibles opciones que añaden más misterio e interés al propio de la misma serie).  Por ello pienso que los guionistas y productores (en conexión cercana con Martin, y poseedores de un conocimiento futuro que aún no tenemos el resto de los mortales), saben recomponer bien sus propios cambios y conseguir que la historia no se diluya con los recortes (necesarios, por presupuesto), sino que regrese sobre sí misma; quizás por derroteros distintos, pero no muy diferentes al original.

Tal vez, soy algo críptico en mis palabras (todo sea por hacerlo sin spoilers, aunque algún retazo se pueda escapar).  Tras el avance de la Boda Roja con que culminó la temporada anterior y la guerra -que no la acción- en Poniente, y los sucesos de la Boda Púrpura del episodio anterior, los episodios han de centrarse necesariamente en las relaciones entre personaje, su desarrollo cara al espectador, o las intrigas que se suceden y no faltan en Desembarco del Rey, incluso en El Muro, o Meeren, y recomponer las secuencias. Y en este sentido, considero que los cambios realizados, las escenas y diálogos introducidos entre personajes sin POV en los libros, el acelerar la acción en algunos momentos, el adelanto de algunas secuencias que corresponden a Festín de Cuervos, incluso Danza de Dragones, sirven para clarificar sin rodeos hechos complejos al espectador.  Pocas veces he disfrutado de una adaptación con momentos tan diferentes a los descritos en los libros (pero que bien podían haber estado en ellos) que sirvan para reconducir la historia hacia su mismo fin (que no final).  Al menos, por ahora.

Así, considero interesante el la introducción de Oberyn Martell y Ellaria (aunque excesivo su culto al sexo como elemento diferenciador), brillante el papel otorgado a Olenna Tyrell (su conversación con Margaery) y Tywin Lannister, con sus manejo de los hilos por separado (conversaciones con Oberyn o Tommen); clarificadoras las declaraciones de Meñique y su interés por Sansa; correcta rehubicación de Jaime tras su llegada anticipada, o su relación con otros miembros de la familia, o con Bron, que jamás ocurrió, su fe en Tyrion en momentos bajos, y la lealtad de Podrick. Y resulta bien tratada la interacción de Arya con el Perro, y su evolución personal.

 En RocaDragón, Stannis queda temporalmente difuminado y oscuro, falto de recursos económicos, frente a la idea de Davos sobre Braavos y su Banco de Hierro, sólo sugerida en las novelas, pero necesaria.  Hermosa la visión de las pirámides de Meeren bajo la arpía, aunque algo rápida su conquista; y se sugiere un interés de Gusano Gris por Misandei, que nunca contempla Martin, ni da a entender.

Los mayores cambios se introducen alrededor de el Muro, con numerosos hechos que no aparecen en las novelas: Sam revela un secreto a Jon, que marca el ataque a los amotinados en el Torreón de Craster; llega el enviado de los Bolton en busca de Bran, heredero del título de Rey en el Norte; mientras éste, Hodor y los Green se acercan al Torreón, sin la presencia de Manosfrías.

En todo caso, la serie tiene vida propia, con hechos plausibles que bien podrían estar en las novelas, pero que Martin nunca escribió, aunque enriquecen y clarifican su historia en televisión.

Estoy disfrutando la temporada.

Rompe las Cadenas hace referencia a la llegada de Danaerys a Meeren, mientras Guardajuramentos es el nombre de la espada valyria que Jaime entrega a Brienne, cuando la envía a cumplir en su nombre la promesa que hizo a Cathelyn Stark.

JUEGO DE TRONOS T4: Episodios 1 y 2 (sin spoilers). Dos espadas y una boda púrpura

Juego_de_Tronos_T4

Al finalizar el primer episodio muchos comentaron el cambio de ritmo experimentado, desde el violento y trágico final de la T3 con la Boda Roja, al pausado de éste, sin acción apenas.  Sin avanzar nada que pueda perjudicar la expectación de quien no lo hayan visto (al contrario que otros blogs, que desvelan todo, paso a paso), sí quiero avanzar comentarios y opiniones respecto a su realización y desarrollo de la adaptación.  Y en este sentido, vuelvo a insistir en la magnífica traslación  que David Benioff y Dan W. Weiss vienen realizando para HBO de la obra de G.R.R.Martin, con la participación y aquiescencia del propio autor (guionista él mismo del segundo episodio, de vital trascendencia).

El primer episodio, Dos Espadas, y en parte también el segundo, El León y la Rosa, cumplen perfectamente su función de nexo de conexión con los hechos previos, recapitulación de sucesos pasados y posicionamiento de personajes, antiguos y de nueva aparición en la temporada; algo que, de no hacerse, complicaría demasiado el intricado panorama de tramas y protagonistas en que se ha convertido la historia, por otro lado, apasionante.

Emblemas JdT

Así, Dos Espadas (un título excelente), deja claro que ahora la historia se posiciona del lado de los Lannister, temporalmente vencedores en la Guerra de los Cinco Reyes, y afianza el poder absoluto de su patriarca, el inefable Tywin.  Él es el verdadero gobernante en Desembarco del Rey, frente al rey títere, voluble y odioso que resulta Joffrey, y una Cersei que ve cómo el poder se le escurre de las manos y pasa a ser otro más de los peones que su padre mueve con inteligencia.  Para Tyrion las cosas no marchan mejor (y van a empeorar), y Jamie, de momento, no es más que una piltrafa humana de aquel que fue, con un fuerte cambio personal en ciernes…

Pero en esta segunda parte de la adaptación del tomo 3 de Canción de Fuego e Hielo, Tormenta de Espadas, hay otros personajes y clanes en la historia, nuevas relaciones y tramas previas en segundo plano, que han de ser definidas y presentadas con cierta claridad al espectador.  Y para ello, los productores no dudan en enfatizar actitudes más allá de las planteadas en el libro (la grosería verbal y permisividad sexual de los Martell, o el canibalismo de los thenitas más allá del muro), describir situaciones no descritas en los libros, pero que aclaran tramas (Oberyn y Ellaria Arena; cruce de miradas significativa con Loras Tyrell; relación de de Tyrion y Shae…), y adelantar acontecimientos (llegada de Jamie y Brienne a la capital) o narrados en Festín de Cuervos (vol.4: mano de oro), e incluso en Danza de Dragones (v.5) (periplo de Bran, Hodor y los Green, y su visión en el arciano).

Mano de Oro

En este sentido es destacable el tratamiento dado a los Bolton, sus conversaciones y tensiones (nunca escritas) aclaran mucho respecto a la actitud de Theon-Hediondo (v.5), el conocimiento de que los chicos Stark continúan con vida y el envío de tropas al Castillo Negro para buscarlos. Como lo es el protago-nismo otorgado a los Martell, de Dorne (algo así como el Al-Andalus de Poniente) que nunca tuvieron POV en los libros (1), quizás con un exceso de libertinaje sexual; o a los Tyrell: Tywin frente a Olenna (el título del 2º episodio es significativo). Son de agradecer las menciones a Ser Duncan el Alto, o Ser Arthur Dayne, de participación importante en hechos aún no tratados en la adaptación.  Se potencia el ánimo de venganza en Arya, cambios en una joven que marcarán su destino.  Y con Danaerys, aunque poco, y complicado con el cambio de actor para Daario, se intenta potenciar los sentimientos de éste y Gusano Gris, o lo indómitos que son los dragones…

Oberyn_Martell

En cuanto a adelantos, en RocaDragon también suceden hechos descritos en Festín de Cuervos, y se muestra muy a las claras la actitud de Selise de apoyo a Melissandre, incluso sobre su hija.  En el Muro, también se anticipa la presencia de Janos Slynt y Alliser Thorne en el Castillo Negro, que inician su enfrenta-miento con Jon Nieve… Y ésto reafirma mi suposición (ya comentada antes) de que el libro 4, Festín de Cuervos, no gozará de temporada propia en la serie de televisión, sino que, al transcurrir en paralelo a Danza de Dragones, muchos de los hechos serán integrados entre la temporada correspondiente al volumen 5 y la actual, a fin de alcanzar el número mágico indicado por los autores: siete dioses, siete reinos, siete temporadas…

Todo ese posicionamiento y aclaraciones de tramas se realiza en sólo dos episodios, algo digno de destacar.  Una adaptación que si bien no sigue fielmente lo escrito (no puede hacerlo, sería imposible), resulta excelente y no cambia hechos significativos, sino que los aclara en ocasiones, cara al espectador.  Y si el primer episodio, necesariamente, adolece de acción, ésto se compensa con el segundo, donde Las Lluvias de Castamere ponen música de nuevo a otra boda, esta vez Púrpura, pero de terribles consecuencias también, con la primera de las bajas de esta temporada…

A partir de aquí, vendrán otras, significativas, y la acción será trepidante.

La Víbora Roja y La Montaña

  1. Nota aclaratoria sobre los Martell, y su odio hacia los Lannister:

Durante la Guerra del Usurpador, que supuso la caída de Aerys Targaryen, el rey loco, su hijo, el príncipe heredero Rahegar (hermano de Viserys y Danaerys) estaba casado con Elia Martell. Siguiendo órdenes de Tywin, Gregor Clegane, La Montañamató personalmente al príncipe Aegon, hijo de Rhaegar, estampando la cabeza del bebé contra una muralla. Luego violó y asesinó a Elia Martell, con la sangre y sesos del bebé aun en las manos. Su hija Rhaenys fue también asesinada con más de 50 puñaladas por Ser Amory Lorch.  Los Martell nunca entendieron que la guerra pudiera llevarse hasta mujeres y niños, y reclaman venganza.