Cuentos de Amor (insano). Junichiro Tanizaki

Es un buen momento para cambiar de registro, romper los hábitos de lectura y buscar algo nuevo, diferente. Junichiro Tanizaki ha sido una elección acertada.  

Escritor censurado a comienzos del siglo XX, sus “Cuentos de Amor”, pese al título, son lo más opuesto a la candidez y la ñoñez rosa.  En Tanizaki –un transgresor innato de la moral establecida–, el amor romántico se transforma en insano, adquiere tintes sórdidos, depravados y rememora su aspecto menos sensiblero, que no sensible, pues siempre lo trata con elegancia y una voluptuosidad sugerente, muy atractiva.  Si le unimos el punto “exótico” de una cultura lejana (no sólo en el tiempo) como la japonesa que abandona el feudalismo y se contagia de “lo occidental“ (Tanizaki lo hace, hasta el punto de revestir muchos de sus cuentos con una pátina de novela negra y policíaca), el atractivo es doble.

Hay belleza intrínseca en lo malvado e iconoclasta de los once cuentos que componen el libro; un enfoque perverso del amor excelso, ya sea desde la visión del fetichismo sublime, la castidad o el masoquismo, una mujer fatal o un canalla, el travestismo sutil, el sadismo criminal… todas ellas perversiones del amor clásico, pero también pasiones humanas; en este caso, narradas con maestría, sensibilidad y hermosura. 

Escritos por un hombre, el tema central de los relatos, el eje sobre el que giran es la mujer, reflejo aquí de una época y cultura que nos resultan extrañas pero nos atrae, nos interesa. La mujer concebida como posesión, el premio que se consigue o pacta, se posee; también la mujer inquieta que, en su acatamiento, usa las armas de que dispone y lucha para revertir la situación y mantener al hombre (su amo) encaprichado y pendiente hasta conseguir –a veces, la mayoría– ser ella quien lo domine. 

Hay en verdad una guerra de sexos larvada en esta situación de tiempos lejanos, no ya como feminismo –allí no– sino como autodefensa; pero narrada con sutileza, sensualidad y una visión subversiva del deseo inconfesable que la hace atractiva y bella, cercana y distante a la vez.  En cierto momento, me llegó a recordar “El imperio de los sentidos” (de Nagisa Oshima, 1976), sin la carga de erotismo y sexo explícito que exhibe el film.

Un aspecto que a muchos ha resultado extraño, incluso frustrante (el libro fue objeto de una sesión –virtual– del “Club de Lectura Q pro Quo”) es que los finales de algunos relatos no sean tales, acaben sin concluir la narración.  Una de las aclaraciones de su editor, Carlos Rubio en el prólogo (de lo mejor de la obra, por lo explicativo que resulta) es que la narrativa en Japón no sigue el esquema occidental Principio-Clímax-Desenlace, sino que forman parte de una historia más amplia, que dio inicio antes y continúa después; influidas por el budismo, “las historias japonesas, más que acabar, se detienen”, quedan abiertas para que el lector –o el espectador– las complete en su imaginación.  Puede que para algunos resulte difícil este ejercicio de complicidad activa.

A destacar (para mí) “Los pies de Fumiko”, un cuento hermoso, clásico universal del fetichismo, la obsesión del foot-fetichist; páginas y páginas alrededor de la figura de una bella jovencita y su pie, descrito con metáforas y referencias elegantes que nunca cansan.  O “El segador de cañas”, que en los inicios parece pesado por las descripciones de senderos y rutas, pero su narración se transforma en sensible y sorprendente, mientras resalta valores como el compromiso y la entrega (del amor en castidad) en un trío formado por un hombre y dos hermanas. 

Asimismo,  “El Tatuaje”, o “El Mechón” (la historia de una ‘femme-fatal‘ al estilo noir).  Y, por su dureza, “El caso del baño Yamagi”, también de corte policíaco, en el que sorprende el sadismo de un asesino demente y la naturalidad con que todos aceptan su brutalidad en la mujer (esto, por desgracia, no es tan lejano) y que ella la acepte sumisa; o la escena en el baño público, que sobrecoge.  Pero es una excepción en el libro.  De Tanizaki me queda el recuerdo de su narrativa sensible, pausada y serena, a veces sublime, que me hizo recordar “Muerte en Venecia” de Thomas Mann, en su adaptación al cine por Luchino Visconti (1971).

En general, un libro que recomiendo; sobre todo para cambiar de aires y depurar la mente, quizá saturada por el género o estilo que cada uno frecuente.  De vez en cuando, lo nuevo, lo diferente sienta bien.

REGRESO AL ORIGEN

Inicié este blog en 2009. Bajo mi nombre, pues no conseguí los derechos del dominio «BERSERKR«, como era mi intención, para continuar en línea aquel fanzine de los años ’80 que edité.

En junio de 2015, conseguido el dominio, trasladé la acción a Berserkr.es, donde seguían las entradas publicadas y continuaron las nuevas, dedicadas todas a la Líteratura Fantástica, con especial interés en la Fantasía Heroica, igual que el fanzine que dio origen a todo.

Hoy, el mundo ha cambiado y yo con él, los perfiles y gustos son otros, más amplios, y me he decidido recuperar el blog inicial, para todo tipo de entradas que no contemplen temas del género fantástico, o sean colaterales a él. Pienso incluir aquí las entradas del Club de Lectura de Literatura Fantástica en Málaga que, a veces, rozan la categoría, y todas las entradas o reseñas que no sean de Literatura Fantástica, y que, en ocasiones, he publicado en sitios externos; ¿para qué, teniendo uno propio y diferenciado?.

Pero será poco a poco. Con el tiempo, cambiará el formato y presentación y, sobre todo, el contenido, más genérico que antes y sin limitaciones. Pero tiempo al tiempo. Todo se andará. Mientras tanto, Berserkr.es continúa su andadura.

Baste este reinicio para dejarlo claro. ¡Bienvenidos a mi nuevo-antiguo blog!

Un nuevo regreso…

…tras algunos meses de abandono.

Cinco en concreto, en los que el trabajo, otros asuntos, la falta material de tiempo y cierto cansancio después de seis años continuados, me hicieron frenar, e incluso pensar en abandonar el blog… de nuevo.

Ya me pasó antes, en un periodo de auge y máximo seguimiento, que descendió a la mitad con el regreso…  Y es que en este mundo de «socialización internauta» prima el impacto, la continuidad y lo inmediato, y es fácil que si no estás ahí de los primeros muchos dejen de seguirte.  Por eso, a la hora de pensar en un nuevo regreso me volví a plantear si merecía la pena hacerlo, cada vez con menos gente detrás.

Pero, siendo sinceros, no escribo tanto para que me leáis (¡¡ey, dejémoslo claro: me encanta que lo hagáis!!), sino para expresar mi opinión, transmitir sensaciones propias sobre lo que leo, veo, y disfruto: escribo para mí, en la esperanza que a alguien le interese cuanto digo, y compartamos algunas opiniones al respecto.  Si es así, me doy por satisfecho, pues voy a seguir haciéndolo; pero a mi ritmo, sin presiones de tiempo, novedad o inmediatez, sino conforme pueda y vaya sintiendo la necesidad de compartir esas experiencias.

En este tiempo, confieso, no ha habido mucho que despertase mi interés por compartir opinión al respecto; he diversificado temas, navegado más allá de la aventura, o lo fantástico y heroico, hacia otras categorías que tenía abandonadas hace tiempo; mi ritmo de lectura de estos temas ha descendido (no lo he dejado), pero de cuanto he leído o visto, poco ha despertado mi interés por comunicar (algo comento más abajo), y sin embargo, bien lo hubiese hecho con otros géneros diferentes, de los que sí he disfrutado en diversas formas y medios…

El Ministerio del TiempoSí me hubiese gustado comentar cosas que han quedado atrás (algo puse en facebook, y quizás alguna aún caiga por aquí): El fenómeno El Ministerio del Tiempo, que ha causado sensa-ción en todos los medios, la última entrega de El Hobbit, La batalla de los cinco ejércitos, las últi-mas declaraciones de G.R.R. Martin, en las que ya NO dice que NO terminará Vientos de Invierno en 2015 (tampoco afirma lo contrario, pero algo es algo…); las nuevas iniciativas de Mariano Villareal por dar visibilidad a la Ficción Especulativa y la Fantasía españolas, aWeird West partir de Terra Nova, Castillos en el Aire, o Mariposas del Oeste, que todos deberiamos apoyar; o las de ediciones Dloreans; por no hablar del excelente trabajo de recuperación de obras magníficas del pulp que Leigh Brackettrealizan los amigos de Barsoom, todas cuyas ediciones se agotan al poco de ver la luz.  O el nuevo juego de tablero de Conan de Monolith Board Games, con varias extensiones y un sin fin de magnificas figuras en resina que harán las delicias de los aficionados a partir de Octubre; un proyecto de crowfunding a través de Verkami qLogo juego Conan Monolithue solicitaba 80.000$ para ver la luz, y ha sido tal su acogida que ¡en un solo mes consiguió recaudar 3.327.757$! (el mayor apoyo conocido hasta ahora por este medio).

Pero habrá tiempo para hablar de ello…

Mientras, está al caer la cuarta temporada de Juego de Tronos; y acaba de finalizar en USA el siguiente arco argumental de Conan el Vengador: La Horda Maldita, prefacio a la adaptacion de Xuthal del Anochecer, de R.E.Howard; o el regreso de los pesos pesados (Conan, Kull, Solomon Kane, Bran Mak Morn) a La Espada Salvaje de R.E.Howard; o la nueva serie de Geralt de Rivia en cómic: The Witcher. Fox Childrens, y pronto su octava novela en español, Estación de Tormentas; y también he comenzado a leer El Pirata Negro, el clásico de Arnaldo Visconti

En fin, que seguiremos…

Libros para el Verano: TRILOGÍA DEL VATÍDICO de Robin Hobb

Ficha El Vatídico

Los Bolsilibros son para el verano… ediciones a menor precio y formato de buenas obras, que las editoriales recuperan y los lectores aún persiguen pese al libro electrónico.  Y yo aprovecho el verano para recomendar alguna de esas ediciones que considero importan-tes; un poco pronto pronto quizá en esta ocasión, porque la que comento está anunciada para julio, pero la considero interesante para quien no haya tenido la oportunidad de leerla.

Asesino RealLa Trilogía del Vatídico es la obra más conocida de Robin Hoob, pseudónimo de la escritora de fantasía Margaret Astrid Lindholm Ogden, quien también escribía como Megan Lindholm. Publicada originalmente entre 1995 y 1997, consiguió un éxito fulgurante tras el apoyo de Orson Scott Card, quien dijo de ella que «sin duda fija el nivel para las novelas de fantasía adulta actuales». También encandiló a otros como Patrick RothfussAdoro a Robin Hoob») o George R.R. Martin (quien considera sus libros «diamantes en un mar de zirconita»).  Y algo de verdad había en el vaticinio de Scott Card; pero en 1996 se publicó el primer volumen de Canción de Hielo y Fuego (aunque fue iniciado en 1991, también por entonces tardaban en ver la luz) que eclipsó la predicción sobre Hood y se erigió en verdadero referente de la fantasía actual.  

Hay sin embargo algo en común en ambas obras: unas novelas de corte medieval con enfoque realista y leves toques de elementos fantásticos, pero éstos no dominan la historia (además de alguna que otra semejanza más); eso sí, con un entorno y proporciones bastante más grandiosos en Martin, mucho más localizado en Hoob (algo así como uno sólo de los reinos de Poniente, y sin Essos, que tiene mayor extensión)

Mapa Seis DucadosLa historia transcurre en el reino unificado de Los Seis Ducados, gobernado desde hace siglos por la casa de los Vatídicos, y sigue la vida y hechos de Traspié, hijo bastardo del príncipe Hidalgo, el más querido hijo del rey, quien sin embargo abandonó la corte por desavenencias con su padre, originadas precisamente por su amor a una plebeya.  Traspié se cría en los establos de Torre del Alce, el palacio real, al cuidado de Burrich, el mejor amigo de Hidalgo, algo más cercano a los animales que a las personas; hasta que, aún muy joven, el anciano rey le procura una ocupación más practica y ordena que sea entrenado como Asesino Real, quienes eliminan en secreto a los enemigos políticos de la corona.  Personajes importantes son sus tíos, los príncipes Veraz (quien se ocupa de combatir a los Corsarios de la Vela Roja, que asolan los cuatro ducados costeros del reino y convierte a sus pobladores en Forjados, seres vivos aún pero sin alma, parecidos a zombies, sin serlo), y Regio (cuya ambición, envidia y egolatría amenaza el reino); también Chade, su enigmático instructor en el arte de matar con maestría y limpieza, cuya existencia permanece oculta a la corte.

Apenas hay magia, ya se ha dicho, lo que constituye uno de esos cambios importantes sobre las obras clásicas de Fantasía.  A cambio, Robin Hood introduce  La Habilidad, un don especial para el vaticinio (de ahí el nombre de Vatídico), la habilidad de establecer predicciones, deducciones acertadas basadas en hechos que transcurren a distancia y se conocen gracias al don o poder mental que algunos poseen y cuyo aprendizaje se estimula en el reino. También La Maña, otro don, de conexión empática con los animales; pero este poder se detesta, y se persigue y da muerte a sus poseedores.. Un don que Traspié parece detentar…

Vatídico ed 1

La historia, algo lenta al inicio, durante la presentación y puesta en escena de los personajes, comienza a cobrar interés con el entrenamiento y trabajo de Traspié como asesino real, y termina por enganchar; y hace desear el segundo volumen.  También el tercero; pero, como suele ocurrir con las todas las trilogías y sagas de éxito, parece alargarse en exceso (como si la historia se escapara de las manos a sus autores), y termina después con un final desencadenado de forma algo rápida o abrupta -como ocurre en este caso-.  Pero la obra resulta interesante y, como antes digo, posee elementos similares, cierta conexión con CDHYF: como los Forjados y los Otros, La Maña (curiosamente, con un lobo) y los Cambiapieles… Más aún, El Vatídico fue una de las primeras (si no la precursora) de una serie de novelas fantásticas protagonizadas por personajes cuya profesión es la de asesino, tan de moda poco después.

Ed 6 tomos LFI

En España, la trilogía es conocida.  Fue publicada por La Factoría de Ideas (2003-2004) en seis tomos primero y tres después, y más tarde reeditada por Plaza y Jané, siempre con formato en rústica o de bolsillo; el Círculo de Lectores la recogió en 2006 en una excelente edición con tapa dura (donde la disfruté).  Todas ellas con igual traducción, de Manuel de los Reyes.  Como aún no se ha publicado, no es posible saber si esta nueva edición de DeBolsillo dispone de algún cambio, además de las portadas; pero siendo Plaza y Jané uno de los sellos editoriales de la actual Penguin Random House, no es de extrañar que se trate de la misma.

El Vatídico CL 1-2-3

Tras el éxito de la trilogía, Robin Hobb continuó publicando obras ubicadas en los Seis Ducados: Trilogía de las Leyes del Mar (1998-2000, La Factoría de Ideas, 2007-2008), también publicada en España; The Tawny Man Trilogy (2001-2003), que continúa las aventuras de Traspié Hidalgo Vatídico, 15 años después de los sucesos de la anterior; The Rain Wilds Chronicles (4 libros, entre 2009 y 2012); y una precuela: The Wilful Princess and the Piebald Prince (2013). Para agosto de este año está prevista la aparición del primer tomo de The Fitz and the Fool Trilogy.

Como digo, se trata de una trilogía significativa, de agradable lectura, y una autora, Robin Hobb, que tuvo el honor de introducir en el género conceptos que luego han resultado de éxito.

Con seguridad, esta nueva edición de DeBolsillo puede ser interesante para el aficionado que aún no la conoce.

El Vatídico 1-2-3 Bolsilibros

PREMIOS IGNOTUS de la AEFCFT

Ignotus

Juan José Parera, antiguo fan-editor de Maser, colaborador de varios otros y alma de la mayor base de datos de consulta de obras de literatura fantástica en español, la web Terminus Trantor, y miembro de la AEFCFT, está difundiendo el correo electrónico que copio a continuación:

Hola:

Este correo no pretende ser molesto por lo que permite que antes de nada me presente: me llamo Juan José Parera, y soy un apasionado de la literatura fantástica. De la fantasía moderna, de la gótica, del terror y el suspense, de la ciencia ficción y de la especulación. De la producida por autores consagrados y por los que empiezan.

Para las obras en castellano existen diversos premios, pero uno de los más reconocidos es el premio Ignotus que promueve la AEFCFT (pulsa aquí si quieres leer una pequeña introducción)

Tradicionalmente solo los socios de la AEFCFT y asociaciones con las que mantiene convenios de colaboración podían participar en las votaciones. Pero eso ha cambiado. Cualquier persona interesada puede participar en las votaciones previa su inscripción en el censo electoral (pulsa aquí para acceder a la noticia completa)

Dos cosas me gustaría pedirte: De un lado, tu participación personal. Cuantos más votemos más representativos serán los resultados. Y por otro lado, si te parece adecuado, que difundas esta noticia a través de los medios en los que regularmente apareces, con el objetivo de llegar a todas las personas que pudieran estar interesadas.

Te agradezco mucho los minutos que me has dedicado.

Saludos cordiales,

Juan José Parera