EL TEMOR DE UN HOMBRE SABIO más que El Nombre del Viento

Durante estos días, Patrick Rothfus ha estado en Nueva York, haciendo lecturas, presentando su recién editado «El temor de un Hombre Sabio», y firmando ejemplares (suponemos que de «El Nombre del Viento»,  ya que el tour de firmas del segundo lo inicia en marzo) ha publicado fotos del primer ejemplar de la nueva novela, ya en versión comercial (que adjuntamos abajo).

Lo que nos ha sorprendido es su confesión y extrañeza de que la edición (en tapa dura) de «El temor de un Hombre Sabio» dispone de 994, pero ocupa un tamaño similar al de «El Nombre del Viento», que “sólo” tenía 662…

De confirmarse estas cifras, hay que considerar que el segundo día de la Crónica del Asesino de Reyes ocupa -en páginas- un tercio más que el primero, lo que me ha llevado a pensar que si la edición en castellano de Plaza y Janés de éste dispone de casi 900, de mantenerse la proporción indicada antes y no ser un efecto editorial, la del segundo libro llegaría a alcanzar las 1350 páginas…

(¡Uau!, lo que vamos a disfrutar…!).

Fotografías del propio Patrick Rothfuss

Dentro de JUEGO DE TRONOS en castellano (Canal+)

Esto avanza y, cada vez más, El invierno se acerca:

El jueves pasado, Canal+ ofreció a sus seguidores en Facebook un nuevo video de 4:24 minutos del Making of de Juego de Tronos, traducido al castellano; un montaje de diversas escenas y comentarios de productores o personajes entresacadas de los vídeos de oficiales que ya os ofrecimos (en inglés) en estas páginas, y que ahora, traducidos, cobran mayor importancia y recomendamos a todos.

Ahora, gracias a la iniciativa de Canal+, que agradecemos sinceramente pues ha contactado en persona para ofrecérnoslos, lo presentamos también en castellano:

Para quien disponga de Facebook, este es el enlace de los vídeos:

Disfrutadlo, mientras sufrimos la espera

Las aventuras del Preste Juan (Wan Tengri).

Continuando el artículo anterior sobre «La Biblioteca del Laberinto» y sus historias pulps,  nos hacemos eco ahora de los números 40 y 42 de la colección, con los que Francisco Arellano recupera y nos permite disponer en castellano de las historias de Wan Tengri, conocido también como el Preste Juan, de Norvell Wordsworth Page.

Un personaje, sin duda, nacido a la sombra de Conan, en 1939, una vez desaparecido éste (su autor), y con intención de ocupar su lugar.  Sólo que Norvell Page, prolífico escritor de The Spider (La Araña, un vigilante anti-crimen al estilo de La Sombra) bajo el pseudónimo de Grant Stockbridge, sólo escribió estas dos historias de fantasía épica, firmadas con su nombre real.

El planteamiento inicial de Page para el personaje era bueno, y no carecía de posibilidades: tomar la figura mítica del Preste Juan, de fuerte arraigo popular entre los siglos XII y XVII, y al tiempo que le otorgaba un origen y narraba sus vicisitudes hasta alcanzar tan elevada posición, lo utilizaba como personaje de sus aventuras fantásticas.  Como digo, un buen planteamiento; interesante, pero poco aprovechado:

La tradición popular cristiana consideraba al Preste Juan un poderoso rey cristiano, patriarca, presbítero o sacerdote, de una supuesta nación aislada entre los reinos paganos e infieles de Oriente; descendiente de aquellos tres Reyes Magos que adoraron a Jesús en el pesebre y, como ellos, sabio, generoso y poseedor de innumerables riquezas y un gran ejército; en la Edad Media llegó a esperarse que acudiría con éste a Tierra Santa en ayuda de los cruzados, incluso algún Papa cruzó misivas y envió mensajeros en su busca… sin encontrarlo.  Situado inicialmente en la India, la invasión de los mongoles trasladaría el mito al Asia central, y de allí a tierras de Etiopía.  La tradición esotérica cristiana consideraba que fue a las tierras del Preste Juan donde Parsifal llevó el santo Grial.

Por otro lado, la leyenda podría tener cierta conexión con la realidad y algunos gobernantes keraitas (uno de los pueblos mongoles, convertido al cristianismo nestoriano), si se identifica el nombre de Preste Juan con el título de Wang Jan que algunos recibieron del emperador (Jan = Khan).

Para Page, sin embargo, el origen de la palabra Preste del personaje no provenía sin embargo del francés (prestre) y latín (presbyter), sino del griego, en una acepción que significaba “huracán”.  Nuestro protagonista, un gigantesco escita pelirrojo del siglo I d.C, sería inicialmente gladiador en Alejandría, Egipto, que por su forma de actuar en el estadio se ganaría tal sobrenombre.  De allí partía hacia Oriente, llevando una vida aventurera que superaba a la de Conan en cuanto a víctimas, por tierras de India, Mongolia y China, dispuesto a hacer cumplir la profecía de un astrólogo que le vaticinó que ganaría tres reinos.  Así, Wan Tengri es la versión orientalizada del nombre Preste Juan, pues Tengri, en Asia, serían los espíritus feroces de los aires superiores, los huracanes: Huracán Juan.  Pese a todo, N.W. Page incluye también cierta motivación cristianizada en sus actos y sobrenombre: el guerrero porta al cuello un trozo de leño de la Vera Cruz, que le sirve como amuleto frente a las artes oscuras, y ha prometido a Christos miles de nuevos seguidores para su fe a cambio de que le ayude a forjar un imperio…  una extraña concepción del cristianismo, sin duda.

Personaje de elevada autoconfianza, Wan Tengri se presenta muy superior a hombres, bestias y magos, y posee un excesivo sentido del humor (?) que le hace reir y bromear continuamente en combate, lo que intimida al enemigo, e insufla valor en el camarada (al que no siempre respeta).  Sus dos historias son típicas de fantasía épica, con mezcla de magos y brujería, y a muchos les resultará entretenidas (algo largas quizás, pues por aquella época los relatos solían pagarse por palabras, y muchos quedaban ciertamente “inflados”).  Aunque al final lo abandone o pierda, en ambas aventuras conquistará un reino.  No queda constancia de que finalmente cumpliese la profecía de conquistar un tercero, pues Norvell W. Page no llegó a escribir su tercera historia…

Y, sí; por si a alguno le suenan los títulos, tanto «Vientos de Llama» como «Hijos del Dios Oso» fueron fácilmente adaptadas por Roy Thomas como historias de Conan para los cómics; la primera entre los nº 32 a 34 de Conan the barbarian, y la segunda del 109 al 112 de la misma serie (muy poco antes de abandonarla, en 1980,  justo cuando se cumplían los diez años desde su inicio).

R.E. HOWARD “completo”, en La Biblioteca del Laberinto.

Con algo de retraso, recogemos la aparición del noveno volumen de la «obra completa(?)» de R.E. Howard que de forma progresiva, casi artesana, y muy digna de elogio,  Paco Arellano viene publicando en su «Biblioteca del Laberinto» (junto a muchas historias y autores de la época dorada de los pulps) [ver aquí referencias previas].  En esta ocasión se trata de su número 41: «Santuario de Buitres, y otras historias del viejo Oeste».

Pocas ocasiones tendremos de encontrar libros de Howard no relacionados con la fantasía heroica de espada y brujería; menos aún dedicados por completo al lejano oeste, como en este volúmen.  Los cuatro relatos/novelas cortas que incluye (entre ellas «Los Buitres de Wahpeton», según su autor «uno de los mejores relatos que he escrito jamás») son obras de la frontera, situadas en su Texas natal en una época algo anterior y menos civilizada, pero sus personajes -pistoleros- son también lobos solitarios, que comparten un código de honor -o actuación- personal y estricto, que guía sus pasos; el código de la frontera, no el de la “civitas“.  No son Conan, Kull, o Kane; pero algo de ellos se encuentra también en los Red Ghallinan, Buck Laramie, Bill McClanahanSteve Corcoran que protagonizan estas historias, como posibles reencarnaciones -en otro plano de espacio y tiempo, sin duda-, de un mismo campeón eterno, esta vez de R.E. Howard.

No quiero dejar sin citar la traducción de Óscar Mariscal, cuya pasión por el autor y obra queda patente en la presentación novelada que realiza a la edición, donde nos narra situaciones de REH que no son del dominio general o no todos recuerdan, como esa pasión confesada (a August Derleth) por el western serio, al que incluso pensó en dedicarse por completo en 1934, abandonando otros personajes.

No lo hizo, y los amantes de la Fantasía Heroica salimos ganando.

Pero si alguien quiere saber de primera mano por qué Lovecraft le adjudicó a Howard el apelativo de Bob «dos pistolas», éste es vuestro libro.

JUEGO DE TRONOS (Canal+). ¡¡EN MAYO!!

Pues sí… «Juego de Tronos».  Y es que, a las noticias propias de la serie en su estreno USA, hemos de añadir las que genera su versión española.  Y la más importante es que Canal+ emitirá la serie en castellano en mayo.

Tras el primer teaser en su página web, que ya comentamos, el miércoles anunciaba en facebook que «el Juego comienza en mayo en C+!!», con la publicación de un set completo de fotos oficiales (incluida la del trono).

Y hoy, hace tan sólo unas horas, nos sorprende con el enlace al nuevo video promocional de la serie, esta vez con traducción en castellano, centrado en los Stark, con imágenes sueltas de casi todos los demás personajes (Danaerys, Khal Drogo, ser Loras, El Perro…) y una voz en off (¿Osha?) hablando del miedo que se oculta en el frío, y los caminantes blancos…  ¡¡¡Si oyérais lo bien que suena traducido…!!!

Para el que quiera, lo teneis en este enlace de facebook. Supongo que en breve, en la web de Canal+, aunque, por el momento, no lo he encontrado.  Para el que no tenga facebook, una imagen de consolación:

¿Y en abierto? -preguntaréis alguno-.

Se sabe que será emitido por Nitro, uno de los canales TDT de Antena3, que ha adquirido los derechos, y pretende potenciarlo con eventos como éste (si sigue así, seguro que lo consigue).  De momento, sin fechas.