SHERLOCK HOLMES en el siglo XXI.

No tiene nada que ver con el contenido de esta página y la fantasía épica, pero no he podido resistirme a comentar el estreno de esta magnífica serie que ayer comenzó a emitirse en castellano, y convierto una respuesta a un comentario a la entrada El HOBBIT: Martin Freeman será Bilbo en una entrada en sí misma, porque lo merece.

Sherlock es una serie de TV (de momento, sólo tres episodios en su temporada 1, prácticamente películas por su duración), que recrea el famoso personaje de Arthur Conan Doyle, el mejor detective del mundo, en el siglo XXI, con todos los medios actuales (SMS, internet, ordenadores portátiles, teléfonos inteligentes con GPS…) a su disposición (Holmes incluso publica una web, llamada “La ciencia de la deducción”), pero sin abusar de ellos, que quedan integrados de forma natural, y haciendo gala siempre de esa capacidad deductiva fuera de lo normal que le caracteriza.  Nada que ver con la extraña adaptación al cine de Guy Ritchie, con Robert Downey Jr. y Jude Law (¡ni punto de comparación!).

A mi me ha encantado.

Benedict Cumberbacht y Martin Freeman están espléndidos como Sherlock y Watson, y la serie, con sólo tres episodios, se ha convertido en obra de culto.  Se trata de una producción de la BBC one, creada por Steven Moffat (¡Doctor Who!) y Mark Gatiss, que goza de una gran aceptación entre crítica y aficionados (7,1 millones de espectadores en su estreno).  Las historias son nuevas, actualizadas, sin relación con las ya conocidas, pero cargadas de guiños a las aventuras clásicas… y Moriarty de fondo.

En España ha comenzado a emitirse en el canal TNT (http://www.canaltnt.es/series/sherlock); ayer mismo se emitió el primer episodio, de los tres que contiene la primera miniserie, y será emitido nuevamente en diversas ocasiones (consultad la web).  Aún estáis a tiempo de verla y disfrutarla.

Uno de los mayores miedos de los seguidores era que pudiese verse afectada por la aceptación de Freeman del papel de Bilbo Bolsón en El Hobbit (sin duda, el papel de su vida en estos momentos, que estuvo a punto de rechazar por su compromiso en la serie), pero, por suerte, compaginará con él la grabación de nuevos episodios.

Una alegría inmensa para todos aquellos que ya somos sus incondicionales.

Y de nuevo la recomendación: ¡¡es un pecado perdérsela!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.